El óleo es la técnica más difundida por los pintores del mundo entero, esto se demuestra en que la mayoría de Cuadros se encuentra elaborada bajo esta modalidad. Antes de elegir el estilo para empezar a pintar se necesita de ciertos conocimientos.

Por: Sara Martinez

Leer artículos sobre pintura es útil para aprender a pintar, pero la mejor forma de conseguir el dominio del pincel es con la práctica. A través de la práctica se pueden pintar excelentes cuadros. El siguiente paso es conseguir los implementos necesarios sin los cuales no podemos hacer nada.

Afortunadamente, ahora se pueden obtener una gran variedad de productos de pintura, cosa harto complicada en épocas pasadas donde cada pintor tenía que ingeniársela para fabricar algunos de sus productos como los colores.

Con la mezcla de los colores primarios se pueden obtener todos colores en sus distintas tonalidades. Por lo tanto, no se complique a la hora de comprarlos. Estos son los tres colores básicos que todos los pintores deberíamos tener: Rojo (Carmín de garanza), Amarillo (Cadmio claro) y Azul (Ultramar claro).

Casi todos los cuadros que apreciamos en los museos y galerías de arte se desarrollan bajo estos tres colores. El uso de la paleta tiene un rol importante en el trabajo del pintor. En la paleta el pintor mezcla sus colores y sabe la posición exacta de cada uno de ellos. Existen diferentes tipos y formas de paletas.

Acerca de los pinceles podemos decir que existen de diferentes tipos y tamaños. Los pinceles pueden tener tres formas: cuadrados, redondos y ovales. Los más usados son los identificados bajo estos números: 4, 8, 12 y 16. Esta numeración esta relacionada con el tamaño de la cerda que puede ser natural o artificial. El uso de telas o lienzos es importante, los hay lino y de algodón. Esta superficie se coloca sobre un marco de madera de medidas variables. Pintar cuadros es todo un procedimiento que requiere de mucha paciencia.

El óleo ha sido la más importante técnica pictórica desde el siglo XV hasta la actualidad. Los cuadros más famosos de los más renombrados artistas son óleos. Por ejemplo La Mona lisa, una de las pinturas más famosa del mundo es un óleo sobre tabla de álamo.

Sara Martínez tiene más para ofrecer a sus miles de lectores en sus interesantes artículos, léelos.