Existen varios tipos de sarna que nos puede preocupar, puede ser tanto la sarna que afecta a los seres humanos como a nuestras mascotas; perros y también gatos. De todo esto hablaremos en nuestro nuevo artículo "especial remedios para la sarna".
Cuando se trata de la sarna del perro o la sarna del gato es importante que lo detectemos a tiempo para que esta infección no vaya a peor y llevemos cuanto antes a nuestra mascota al veterinario, será esta persona quien nos indique el mejor tratamiento para curarla, mientras tanto no te aconsejamos remedios caseros para la sarna porque la mejor opción es acudir a la consulta del veterinario. Se dice que la aplicación de aceite quemado (y una vez frío) sobre la piel del perro o gato resulta eficaz pero no se recomienda por su alto contenido en toxinas, además puedes incluso empeorar el aspecto de la piel puesto que está en estado de muy sensible, es más con la aplicación de remedios caseros para la sarna podemos extender aún más el parásito y empeorar la infección.

Si te urge el caso y no tienes opción de inmediato de acudir al veterinario puedes ir a la farmacia para que te vendan algo diluido en agua, explica tu problema al farmacéutico y en cuanto te sea posible acude al veterinario de tu mascota.

Si lo que te preocupa es la sarna humana, los síntomas son bultitos en la piel, mucho picor en las siguientes zonas: genitales, codos, axilas, muñecas o entre los dedos. Evita en lo posible el contacto con el enfermo y utiliza toallas independientes. Es muy complicado distinguir la sarna de otras afecciones de la piel, por lo que el mejor remedio es acudir al médico para que nos indique el mejor tratamiento. Antiguamente se utilizaban combinaciones de las siguientes plantas como remedios caseros para la sarna: ajo, avena, nogal, olivo, poleo y/o lavanda.

 Artículos especialmente dedicados para la información del usuario, pero hay que recordar que nunca los remedios caseros para la sarna pueden sustituir a la medicina tradicional recomendada por nuestro médico, esto es muy importante tenerlo en cuenta ya que gracias a Dios vivimos un momento de la historia de la humanidad donde los avances en la medicina están en un punto muy alto.