Remedios Naturales para el Dolor de Ciática

 El dolor de Ciática es un dolor en el trasero, literalmente.

También puede ser un dolor en la cadera, el muslo, la pierna, o incluso el pie. De hecho, la afección conocida como ciática puede hacer doler cualquier lugar de la zona inferior de tu cuerpo. Lo que causa trastorno en el nervio ciático, que no es más que un grupo de nervios unidos en una sola vaina.

El nervio ciático va desde la espalda baja bajando por cada pierna hasta llegar a los pies. Cuando esta herido, inflamado, o irritado, puede producir dolor por cualquier punto de su recorrido. La hernia de disco en lo más común que puede causar la ciática. Los discos separan las vertebras de tu columna. El resultado es un dolor muy agudo.

En raras ocasiones, la ciática es consecuencia de otros problemas de salud. Algunos son serios, como diabetes, coágulos de sangre, y tumores. Pero otros son menores. Puedes tener dolor de ciática por sentarte mucho tiempo en una posición incomoda. Entonces haga revisar su dolor antes de proceder con el auto cuidado.

Aquí hay algunos que puedes adoptar para aliviar tu dolor.

1. Ajuste el asiento

La mayoría de las personas posicionan el asiento del auto muy lejos cuando manejan. Pones mucha tensión en tu espalda cuando te tienes estirar para alcanzar los pedales. Deberías ser capaz de apretarlos solo flexionando tu tobillo. Tus caderas deberían estar en un ángulo de 90 grados, y tu espalda debería permanecer neutral, no doblada, tampoco perfectamente derecha, simplemente cómoda.

2. No cruzar

Tendemos a cruzar siempre la misma pierna. Eso significa esta siempre sentado en la misma nalga, lo cual pone mucha presión a nervio ciático de ese lado. Idealmente, no deberías cruzar las piernas en absoluto. Pero si debes hacerlo, al menos trata de cambiar la pierna de vez en cuando.

3. Haz yoga

Practicar algunos ejercicios de yoga pueden ayudar con el dolor de ciática. Es recomendable hacer este tipo de ejercicios. Recuestate sobre tu espalda con tus piernas apoyadas en el asiento de una silla. Tus caderas y rodillas deberían estar en un ángulo de 90 grados. Cruza tus brazos sobre tu pecho y coloca tus manos en los hombros, no sobre tu cuello. Inhala, luego exhale lenta y prolongadamente. Mientras exhalas, inclina la pelvis para que la espalda baja se mueva contra el piso mientras desinflas tus abdominales. Levanta los hombros de 6 a 10 pulgadas por sobre el piso. Baja tu hombro derecho para tocar el piso y sube. Repite, esta vez bajando y subiendo el hombre. Haz 5 repeticiones de cada lado.

4. Sentarse Correctamente

Cuando tienes que tomar asiento, asegurate que tu postura no empeore tu ciática. Tus rodillas y caderas deberían estar en un ángulo de 90 grados. Tu peso debería estar sobre es isquion – los huesos para sentarse – y no sobre el hueso de la cola.

5. Flexiona tu Pelvis

Las flexiones de pelvis te permiten mover gentilmente la zona lumbar de tu espina, incrementando la circulación en el área. Es recomendable seguir estas instrucciones. Recuestate sobre tu espalda con los pies sobre en piso y las rodillas flexionadas. Inclina la pelvis para que la espalda toque el piso, luego levanta la pelvis. Mantén por 5 segundos y relaja. Continua inclinando, levantando y relajando de 5 a 6 veces cada una hora cuando el dolor de ciática aparezca.

6. Escribe tu Propia Receta

Las drogas desinflamatorias como el ibuprofeno. Pueden reducir cualquier inflamación causada por la presión de la hernia de disco. Estos medicamentos no curaran tu dolor, pero lo harán mas tolerable.

7. Levanta tus Pies

Intenta quitar presión de la región lumbar de tu espina, donde la mayoría de los Dolores de ciática radican. Es recomendable apoyarse sobre la espalda con las piernas descansando sobre una silla o una mesa baja. Tus rodillas y caderas deberían estar en un ángulo de 90 grados. Has esto cuantas veces necesites para aliviar la presión.



 Si quieres conocer un Programa Natural Garantizado para Curar su Dolor de Ciática visita:= = => > >   Tratar dolor de ciática