Las acciones en las sociedades anónimas se transmiten de forma libre, es decir que los accionistas tienen el derecho de vender libremente sus acciones. Sin embargo, se puede obstaculizar la transferencia de las acciones haciéndola más complicada.
Estas restricciones pueden tener como objetivo prevenir el ingreso de nuevos socios o por lo menos controlar su identidad. Otro propósito puede ser preservar el balance de poder dentro de la sociedad, evitando que accionistas minoritarios vendan sus acciones a otros y así adquirir el control de la sociedad.

La ley autoriza a que el estatuto limite la transmisión de las acciones normativas o escriturales, pero sólo en la medida que esa limitación no implique la prohibición de su transferencia. Las limitaciones pueden variar desde el tipo de acción, en los estatutos o en acuerdos entre accionistas de varias formas:

- Right of first refusal. Es el derecho de adquisición preferente. Es un acuerdo por el cual el accionista que desea vender a un tercero debe primero ofrecer las acciones a quien tiene este derecho, que son en general los demás accionistas.

- First option. Es una variedad del derecho anterior en el que se fija el precio a priori.

- Buyback rights. Derecho de rescate. Da a la sociedad el derecho de rescatar las acciones de determinado accionista ante circunstancias tales como retiro o fallecimiento.

- Buy-sell Agreements. Derecho y obligación de rescate. Impone al accionista a vender y a la sociedad a rescatar las acciones en determinadas circunstancias.

Acuerdos de accionistas

Los acuerdos de accionistas son documentos más flexibles en los cuales los accionistas se sienten más cómodos para regular condiciones de su negocio que no quieren que sea de dominio público. Del mismo modo, son documentos más fáciles de actualizar o modificar ya que no requieren la aprobación por ninguna oficina pública.

Pueden ser orales o escritos y no incluir a todos los socios, y se utilizan principalmente para: regular la elección de directores, determinar mayorías especiales para determinadas decisiones, decidir sobre las actividades de la sociedad, etc.

Los acuerdos de accionistas tienen una duración máxima de 15 años, con prórroga automática y solo obligan a los firmantes.

Lea artículos sobre Sociedades Comerciales. Publique sus artículos a cambio de tráfico hacia su sitio web en el directorio de artículos LaGarza.org