Descripción de las limitaciones y las ventajas de los retenes sin recubrimiento exterior de caucho, es decir, retenes de contacto metal contra metal.

Por: Pedro Pousada

 Este tipo de retenes están caracterizados por un tipo de ajuste de mucha exactitud y por una gran fuerza de apriete en su enclavamiento.
La superficie en contacto con el alojamiento se fabrica por embutición, por torneado o por rectificado.
Según sea el proceso de fabricación la superficie periférica es protegida de la corrosión con aceites especiales o con una película de resina muy fina.
Dado que el contacto es metal contra metal, la estanqueidad estática puede verse algo limitada. Así cuando las condiciones no son buenas, como en el caso de que las superficies sean rugosas, o cuando se van a estanqueizar fluidos mmuy fino, o en casos de alta presión, puede ser necesario aplicar una laca para sellar la unión entre retén y alojamiento.
Este tipo de retenes no deben utilizarse cuando los alojamientos sean partidos o cuando los alojamientos sean de materiales de tipo plástico o de tipo metales ligeros.
En el caso de aplicación con metales ligeros, la limitación es debida a las posibles deformaciones por dilatación, además de que se puede rayar la superficie del metal ligero al montar el retén.
Este tipo de retenes presentan una gran rigidez radial, debido a no tener recubrimiento de goma exterior, y se utilizan principalmente para aplicaciones de gran tamaño y cuando el montaje del retén presenta dificultad.

 Pedro de C.M. sección retenes y estanqueidad