Cuando compramos coches de segunda mano nos sometemos a realizar una inversión que consideramos provechosa y rentable. Sin embargo, en ocasiones esto resulta una odisea. Por ello, hoy te hablaremos de los riesgos de una mala compra de coches de segunda mano para que los tengas en cuenta en futuras inversiones.

Por: Mario Uno

 Uno de los principales riesgos de comprar coches segundamano es que el coche, en un momento dado, falle, y lo que es peor que ese fallo ponga en peligro nuestra vida. Me refiero, por ejemplo, a que el coche no frene adecuadamente y en el momento que necesitamos frenar al final ocasionemos un accidente. En efecto, tú puedes ir en busca de un coche usado, revisarlo sin que te dé problemas en un principio y una vez comprado tener la mala suerte de que se te rompa; pero esto es muy poco común si se hace una buena compra y se prueba el coche.

Otro de los riesgos es el que se deriva de un posible fraude a Hacienda. Imagina que compras el coche, el antiguo propietario tiene deudas y no se hace cargo del pago del traspaso del coche que encima tarda varios días en solucionarse. Antes de traspasarlo ya le has pagado el coche al antiguo dueño, que hace caso omiso al hecho de que no puedas traspasarlo por embargo y tampoco quiere devolverte el dinero invertido. ¿Ha sido esta una buena compra?

Obviamente, a mí no me lo parece. Estos son solo algunos de las consecuencias referidas a una mala compra de coches de segunda mano. Por ello, es necesario que tengas especial precaución, sigas los pasos adecuados y, si es posible, acude a un concesionario que te genere más confianza que un particular, al que encima también hay que “investigar” antes de comprarle el coche.
¿Buscas coches de segunda mano? En cochesdeocasion.com tenemos los que quieras a tu entera disposición.