Las mujeres siempre buscan asesoría cuando están por enfrentarse a una situación especial, los quince años, el matrimonio, el día de su grado. Momentos especiales que permanecerán en su memoria siempre y que son una oportunidad para expresar su estilo. El embarazo es un momento en la vida de una mujer excepcional. Nueve meses de cambios y transformaciones. Un espacio de tiempo durante el cual las mujeres se enfrentan a una nueva versión de ellas mismas. Uno de los momentos más especiales de su vida sino, el más determinante.
Siendo esta época tan particular, también es importante que las futuras mamas se informen de cómo deberán lucir durante estos irrepetibles 270 días. Tan solo un poquito de información será necesario para que esa futura madre pase nueve meses esplendida y radiante.
Hay que aceptar que el cuerpo comenzó un proceso de cambio. Por flaca que sea la futura mamá no hay que insistir en ponerse los mimos jeans o las mismas camisas que antes de quedar en embarazo. La cadera aumenta sus medidas incluso para las tallas 0 y el busto crecerá constantemente. Por eso, lo primero a comprar es un buen par de jeans y por lo menos un pantalón para no verse“gordita” sino, embarazada. Las actrices famosas, Angelina, Hally, Jessica Alba todas se ven divinas embarazadas y no solo se ven así porque sean mujeres hermosas, se ven esplendidas porque han acomodado su talla a su cuerpo de mujer en embarazo.
Si se quiere lucir linda cuando se está esperando un bebe lo mejor es comprar ropa de embarazo. Si los jeans del marido ahora le quedan eso no significa que pueda ponérselos. El cuerpo en estado de gestación tiene unas formas particulares, curvas que son inteligentemente vestidas por las marcas especializadas en el tema. Adicionalmente, hoy en día se puede hablar de una verdadera moda de embarazo. Para las futuras mamas también hay tendencias, colores que cambian, diseños que se renuevan, etc.
Para no lucir uniformada durante los nueve meses lo mejor es elegir las prendas en colores básicos o con estampados ligeros de manera que sean prendas que se puedan mezclar fácilmente. Lo más aconsejable es buscar diseños que sean versátiles, por ejemplo, vestiditos que puedan ser usados como vestidos y también como túnicas sobre leggins o jeans. En cuanto a los tops o camisetas, hay que inclinarse por modelos y materiales que permitan hacer un look más o menos formal. La idea es ser inteligentes al momento de comprar, para ello, simplemente hay que visualizar si por ejemplo, el top que se quiere se verá bien con jeans y también con un pantalón más formal o una falda.
Para protegerse del frio, hay que olvidarse intentar cerrar el botón de los saquitos y blazers, a menos que sean diseños para embarazadas. La mejor opción son los sacos abiertos largos que hacen ver la figura más estilizada y a las mujeres de caderas anchas menos caderonas. Y para los blazers o chaquetas formales, elegir cortes que entallen la cintura y no que sean de corte cuadrado y fundamental, que sean de la talla correspondiente.
Prendas muy anchas hacen ver a la mujer gorda y no embarazada. Prendas un poco más ajustadas y con drapees bien localizados hacen ver una hermosa mujer embarazada.
No hay que olvidar los accesorios para personalizar y terminar de definir un look. Para evitar lo que le pasa a muchas cuando terminan el post-parto que no quieren volver a ver esos leggins, ese par de jeans y esa camiseta, hay que modernizar un look una y otra vez y eso solo se logra mesclando accesorios.
La moda es para divertirse, para innovar. El embarazo también es una oportunidad para hacer y lucir moda.


Acerca de la autora: Emprendedora colombiana en el sector moda y confección. Creadora de la marca de ropa para embarazadas Dos Amores. Edita un blog de consejos para las mujeres embarazadas y escribe artículos en distintos medios sobre ropa de maternidad para las mamás modernas.