Ser docente en el siglo XXI supone más que un reto, debido principalmente a la brecha digital que existe entre los profesores y sus alumnos. Muchos padres se preguntan por qué las clases no son más divertidas o más acordes con la realidad digital en la que estamos inmersos.

Por: Jenny Guerra Hernández

La incorporación de las nuevas tecnologías como medios didácticos se acompaña de la enseñanza de estas tanto como conocimiento en sí mismas, como herramientas de trabajo.

Sin embargo, Cabero, y sus colaboradores, (1997), mencionan que la introducción de cualquier tecnología de la información y comunicación en el contexto educativo pasa necesariamente tanto por que el profesor tenga actitudes favorables hacia las mismas, como por una capacitación adecuada para su incorporación en su práctica profesional. En los procesos de Formación del profesorado en NTIC, los docentes pueden asumir las posiciones:
1. Quienes otorgan a las Nuevas Tecnologías un poder mágico y creen que su sólo uso puede transformar el proceso de enseñanza y de aprendizaje, creando una relación ciega que no les permite desarrollar mecanismos críticos frente a los medios -Tecnofilia - y crean por consiguiente, una cierta dependencia de la máquina.
2. Quienes no utilizan las tecnologías porque consideran que son culpables de casi todos los problemas que afectan a la sociedad. Este tipo de docente como manifestación de su resistencia al cambio, suele rechazar enfáticamente la utilización de las Nuevas Tecnologías – Tecnofobia -.
3. También se encuentran en la categoría –Tecnofobia- los docentes que consideran difícil su uso, así como quienes tienen miedo y pena de recibir entrenamiento, porque se consideran incapaces o avergonzados frente a sus estudiantes o profesores más jóvenes que tienen desarrolladas esas habilidades y destrezas para su uso.
4. Los docentes que utilizan las Tecnologías y sacan el mejor partido de ellas; realizando una crítica permanente sobre sus aspectos positivos y negativos - Crítica -. Es decir aquellos que reconocen la necesidad de su vinculación a la educación y asumen un papel de gestores del cambio de acuerdo con los requerimientos y expectativas del aula y la institución misma.
Ante esta dinámica, el sistema educativo tiene un reto muy importante. Debe cuestionarse a sí mismo, repensar sus principios y objetivos, reinventar sus metodologías docentes y sus sistemas organizacionales. Tiene que replantear el concepto de la relación alumno - profesor y el proceso mismo del aprendizaje; los contenidos curriculares y revisar críticamente los modelos mentales que han inspirado el desarrollo de los sistemas educativos. (Cardona, 2000).
Por ello, las investigaciones apuntan a que existen dos áreas fundamentales a las que hay prestar atención: por una parte, la realización de cursos de formación del profesorado y por otra, la introducción de la figura del asesor pedagógico o psicopedagógico.

En relación al primer aspecto, Quintana y Tejeda (1995) proponen una estructura alrededor de los siguientes ejes por la que debe girar toda la Formación Inicial del Profesorado en Nuevas Tecnologías:

1. Una formación científica y cultural en el marco de las NTIC.
2. Una formación didáctica, metodológica y de recursos propios de las NTIC.
3. Una formación en las implicaciones de las NTIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje generales y propios de estas tecnologías.
4. Un conocimiento de los curriculum de todas las áreas del nivel educativo en el cual se trabajará, así como de los ejes transversales y su relación con las NTIC
5. Una competencia en la creación de actividades de aprendizaje que incorporen el uso de las NTIC.
6. Una reflexión sobre los usos de los medios en educación y su relación con los modelos curriculares y los enfoques metodológicos.
7. El desarrollo de actitudes de reflexión sobre la práctica y sobre la propia actividad como profesor/a.

Con relación a la figura del asesor psicopedagógico, todos los estudios señalan que se trata de una figura nueva que debe hacerse un hueco en los entornos de aprendizaje multimedia. Sin embargo, ya existen proyectos en los que se ha introducido este profesional en el ámbito de la formación permanente. A continuación se nombran dos de ellos, llevados a cabo en la Universidad de Salamanca y Lleida, respectivamente.

Un saludo,
Jenny Guerra Hernández
www.facilmente.org



Jenny Guerra Hernández es Psicopedagoga, Maestra de inglés, experta en técnicas de estudio, creatividad, psicomotricidad y coaching personal. Su pasión es enseñar a los demás cómo hacer fácil lo difícil y cómo adquirir habilidades de la forma más divertida posible.

Nació en Las palmas de Gran Canaria, pero ha realizado muchos y variados trabajos por todo el mundo, como profesora de danzas étnicas y presenter de aeróbic, entre otras profesiones.

Actualmente colabora en páginas como wwwhatsnew.com, articulo.org, artigoo, artículos hispanos, articulo.org o scribd, coordina los gabinetes psicopedagógico Facilmente y el portal www.facilmente.org, y ofrece servicios de coaching para padres en www.psicopedagogiaencasa.com