Los síntomas más habituales de las alergias en primavera se caracterizan por ojos lagrimosos, enrojecidos e hinchados, picor, congestión e inflamación nasal, estornudos y tos.

Por: Natalia Villa

Los síntomas más habituales de las alergias en primavera se caracterizan por ojos lagrimosos, enrojecidos e hinchados, picor, congestión e inflamación nasal, estornudos y tos.

Estos son los principales síntomas que desencadena el contacto con el polen y, aunque el cambio climático está prolongando la época de floración, la primavera es la estación en la que estas reacciones suelen manifestarse de forma más acusada. En concreto, las alergias más comunes lo son a las plantas gramíneas y a las lasoleas, y estos síntomas pueden aparecer cuando nuestras mucosas entran en contacto con los pólenes de las plantas que se polinizan a través del viento (anemófilas).

Su duración es variable, si bien los expertos han alertado de la mayor duración de las crisis en los últimos años por una mayor polución y concentración de polen, y a menudo también se producen en compañía de un dolor de cabeza, que no deberíamos descartar como posible síntoma.

Las sibilancias o el asma propiamente dicho también es un síntoma posible en casos de alergia que venga del polen, y su intensidad dependerá de cada caso particular. Sin embargo, que se desencadene el asma se trata de un caso extremo, siendo más común que asmáticos tengan crisis a consecuencia de la presencia del polen.

Si consultamos los datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica, las alergias al polen afectan a alrededor de seis millones y medio de españoles, de los que el 14 por ciento sufren rinoconjuntivitis, y cerca del 40 por ciento asma.

Remedios par alergia pasan por evitar el elemento que la provoca y por fortalecer nuestras defensas inmunológicas a través de medicamentos u homeopatía. Así, el tratamiento médico para esta alergia suele ser a base de antihistamínicos y antiinflamatorios orales y oculares. Por su parte, los remedios pasan por ser precavidos a la hora de salir a la calle y de ventilar los lugares cerrados, así como por instalar purificadores de aire en el hogar o en el lugar de trabajo o en cualquier recinto donde vayamos a estar. Todos ellos están pensados para controlar (prevenir y minimizar) la alergia y sus síntomas lo mejor posible, y su eficacia depende en gran medida de su acción conjunta.
Si quieres conseguir un hogar sano, sin polvo o ácaros que producen alergias, te animamos a que visites la tienda online especializada en purificadores de aire OzonoHogar.

En Ciencia del Ozono podrás estar al tanto de las noticias, novedades y claves para combatir las alergias al polen.