Los sistemas biométricos sirven para determinar si una persona es quién dice ser. De hecho, la biometría ha sido usada, desde hace muchos años, con propósitos de identificación. Hoy en día los usos son más diversos.

Por: Kate Navile

Como su nombre lo revela, los sistemas biométricos están relacionados a la biometría. La biometría es una tecnología de identificación, que está basada en el reconocimiento de cualidades biológicas, que son únicas en cada ser humano. Todas las personas cuentan con características físicas como las huellas dactilares, los patrones oculares o la conformación de la cara, que son propias de ellas y distintas, en comparación con las demás personas. Asimismo, existen cualidades del comportamiento que son diferentes en cada individuo, ejemplo de ellas son la forma en que caminamos, hablamos o escribimos.

A pesar de de esta división de indicadores biométricos, los mecanismos que analizan cualidades físicas son los más conocidos. De hecho, un lector de huellas digitales es algo que muchas personas conocen y que no impresiona demasiado después de todo. De esta manera, es posible que veamos como personas suministran sus huellas digitales, como parte de un proceso de identificación, en un control de acceso.

Devido a los avances de la tecnología, los sistemas biométricos han alcanzado mejores desempeños y han llegado a ser solución en muchas áreas de la vida diaria. Ya no sólo se pueden encontrar sistemas para el control de acceso, sino también soluciones para el control de empleados.

Uno de estos diseños tiene que ver con los relojes biométricos, los cuales permiten ver de cerca el desempeño de un trabajador, en relación a sus horarios de llegada y salida. Con la adopción de estos controles, muchas compañías han aumentado sus niveles de productividad y reducido sus márgenes de pérdidas.

La biometría ha sido de gran ayudad en lo relacionado con las empresas. No obstante, no sólo grandes organizaciones pueden acceder a los beneficios de la biometría, puesto que ya existen diseños para otro tipo de lugares como casas, apartamentos, coches y hasta para computadores portátiles. Todas estas aplicaciones ya están disponibles y no debemos buscar mucho para verlas de cerca.
La industria de la biometría promete ofrecernos más y más dispositivos, que de seguro harán nuestra forma de vivir más sencilla, pero sobre todo más segura. Ya sean sistemas biométricos, para el control de acceso o relojes biométricos, para el rendimiento laboral, la biometría se convertirá en un tema cotidiano al que nos enfrentaremos todos los días y hasta de manera inconciente. De hecho, muchos especialistas aseguran que el impacto de la biometría será similar al que la informática ha tenido en años recientes.

La biometría y los sistemas biométricos aportan una solución para establecer o validar la identidad de una persona. Con ello, se puede crear mecanismos de seguridad y control de mucha precisión.