La importancia de la financiación en las nuevas empresas dentro del marco económico actual. ¿Es posible la creación de una empresa sin apenas inversión?

Por: José María Somoza

En la actualidad, y debido a la gran crisis financiera en la que vivimos, es notoria la dificultad de las pequeñas y medianas empresas para subsistir.
Son muchas las dificultades a las que se enfrentan los pequeños empresarios ya sea para emprender un negocio o para mantenerlo a flote.
Sin embargo, la crisis es también una oportunidad que no se debe desaprovechar y las nuevas tecnologías, sobre todo internet, son la herramienta perfecta para los nuevos proyectos de los emprendedores.

Por un lado, muchos son los trabajadores que, por la crisis, se han quedado en el paro y se plantean emprender por si mismo en sectores relacionados con su profesión. Según el Ministerio de Economía, el registro de nuevas empresas ha crecido un 16% en el último año.
Por otro lado, la crisis financiera aun no levanta cabeza y el acceso al crédito sigue muy restringido.

La cuestión es, entonces, como puede un emprendedor crear una nueva empresa con una financiación muy limitada.
Y como puede ese emprendedor vender sus servicios o productos a clientes que a su vez tienen una financiación también limitada.

En primer lugar el emprendedor debe minimizar al máximo su inversión reduciendo en lo posible los gastos de oficina, de diseño web, de personal, etc...
Por otro lado debe proponer a sus clientes alternativas de pago, ya sea aplazándolo directamente o cobrando a éxito si se trata de servicios.
Cierto es que la legislación española no ayuda a las empresas que difieren sus cobros pero ayudando a nuestro cliente en el pago (y garantizandonos cobrar) conseguiremos un doble objetivo. Tendremos más clientes y al mismo tiempo los estaremos fidelizando.

José María Somoza
CEO de PYME Networks
Diseño web