Se dice que la madera es un material vivo porque sufre mucho más las inclemencias del tiempo que las baldosas o los ladrillos. Principalmente existen 2 tipos de madera, la madera dura y la blanda.

Por: Rocio Marti

La madera dura se obtiene de arboles de hoja caduca en regiones templadas. Es de gran duración, diícil de trabajar y de colores oscuros. Las más comunes son: roble, caoba, nogal, arce, cerezo, encino y las exóticas son el granadillo, el ébano, bubinga, coa, cocobolo, palo de rosa, etc... Se utilitza para la fabricación de muebles de gran calidad, para revestimientos de pisos, trabajos de ebanistería así como en la fabricación de esquís, raquetas de tenis, instrumentos musicales y barcos.


La madera blanda se obtiene de hoja perenne de tipo resinoso. Es económica, facil de trabajar y de colores claros. La más comunes son: el pino, abeto, poplar, cedro, cipres y tejo. Esta madera se emplea para muebles y estructuras así como para fabricar embalajes y pasta de papel. Requieren tratamientos para prevenir microorganismos e insectos.


Cabe destacar que aunque la madera tiene diferentes propiedades, la humedad es la que más influye sobre la madera ya que las variaciones de ésta hacen que la madera se hinche o se contraiga variando su volumen y su densidad (A mayor densidad mayor dureza). Además, al ser un material mal conductor del calor y la electricidad, se puede utilizar como material aislante.


La durabilidad natural que presenta la madera contra la humedad y todo tipo de hongos e insectos se puede potenciar utilizando procesos de secado o mediante tratamientos preservadores.


La madera para el uso de la construcción es muy aconsejable por la sostenibilidad, los plazos de obras, la facilidad para las instalaciónes y para la amplicación y modificación de la vivienda. El tipo de madera empleado suele variar en función de la disponibilidad en el entorno.

Existen principlamente 2 tipos de construcciones: el entramado macizo que consiste en troncos enteros mínimamente labrados y el entramado abierto, que consiste en el empleo de listones de madera para la construccion.