Tratamiento de azúcar en sangre bajo - ¿Cómo afecta a un niño autista el azúcar bajo en sangre y cómo ayudarle a subir los niveles de azúcar, mejorando así sus síntomas de autismo? aquí descubrirás la respuesta Se ha comprobado que los niños autistas tienen bajos niveles de glucosa en sangre . Nuestro cuerpos y cerebro necesitan glucosa para funcionar adecuadamente, la glucosa es el azúcar simple, que es una fuente de combustible. Los niveles normales de glucosa en sangre son de 80 a 100.

Los bajos niveles de glucosa en sangre también se conoce como hipoglucemia, y puede ser un problema transitorio o una afección continua, debilitante. Sabemos que las personas con diabetes fluctúan entre niveles muy altos de azúcar en sangre y los niveles muy bajos de azúcar en la sangre, ya que sus niveles de insulina comienzan a tener desequilibrios.

La hipoglucemia puede interferir con muchas cosas, incluyendo la atención, cognición e incluso el estado de ánimo y el comportamiento. Por lo tanto, tu hijo podría tener hipoglucemia reactiva, o problemas de azúcar en sangre, si ves este tipo de comportamientos durante todo el día en tu hijo.

Hay muchas maneras diferentes de abordar esta cuestión. En época de crecimiento, su cuerpo necesitará más alimentos y variará su apetito, de modo que si tu hijo ha estado sin comer durante unas 3 o 4 horas, entonces es necesario un aperitivo. Si tu hijo asiste a la escuela, entonces debes hacerles saber que tu hijo necesita un aperitivo cada media hora o 2 horas para mantener constantes los niveles de azúcar en la sangre.

Los adultos pueden hacer lo mismo, comer con más frecuencia, pero comidas más pequeñas. Otra cosa que puede ayudar es evitar jugos dulces y dulces. La clave es trabajar en el equilibrio de los hidratos de carbono , grasas y aceites, así como las proteínas para mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre.

El cromo es un mineral que puede ser de ayuda, de 100 a 200 microgramos por día es generalmente suficiente. Otra medida dietética útil es asegurarse de que tu hijo reciba una multi-vitamina y multi-mineral y suplemento antioxidante.

De éste modo, la atención se centra en dos aspectos principales, viendo lo que está pasando en tu hijo y su frecuencia de consumo: equilibrio de proteínas, equilibrio de grasas, equilibrio de los carbohidratos y el equilibrio de azúcares simples y complejos.

A continuación, debes dar a tu hijo la oportunidad de comer con más frecuencia. Añadiendo bocadillos entre las comidas principales, se puede recorrer un largo camino para ayudar a una mejoría general de los síntomas causados por unos bajos niveles de azúcar en sangre. Así que en realidad, tu hijo sólo tiene que comer.
Estoy totalmente a favor de las dietas como modo de tratamiento para los niños autistas, ya que éste es un tipo de tratamiento secundario que a mi hija le sirvió, pero debo recomendarte un muy buen tratamiento que curó a mi hija, y lo mejor de todo amigo... 100% natural.

Si realmente deseas volver a ver sonreir a tu hijo/a seguirás mi consejo... te dejo abajo el enlace a mi blog donde te explico más detalladamente.

 Si deseas conocer más información y tratamientos, no dudes en visitar mi blog:

www.tratamientoparaelautismo.blogspot.com

Estoy seguro de que mi experiencia con el autismo será de ayuda para tí amigo/a.