Cuando navegamos por Internet no somos anónimos. Tenemos que ser conscientes de que toda nuestra actividad queda registrada y de cómo podemos cuidar de nuestra privacidad.

Por: Juan Martos

 Al igual que los coches están identificados mediante matrículas, los ordenadores que navegan por Internet están identificados mediante un número único cada uno de ellos, este número es su dirección IP.

Falsa sensación de anonimato
A menudo observamos como muchos usuarios sienten que en Internet son anónimos y que nadie puede ver qué hacen, que sitios web visitan, etc. La realidad es que en Interner todo queda registrado. Cada correo electrónico, cada página que visitas, cada conversación en Facebook, estån registrados y es posible saber a quién pertenecen ya que los proveedores de acceso a Internet conocen a qué persona le fue asignada cada direcciíon IP en cada momento.

Abusos y peligros
Si bien el uso de direcciones IP para identificar a los usuarios ofrece, a priori, una mayor seguridad online, existen hackers y crackers buscando víctimas a las que robar su información. Otro riesgo es el abuso realizado por empresas de marketing sin escrúpulos que utilizan tu información privada para ofrecerte productos y servicios.

Ocultar tu IP
Si te preocupa tu privacidad online una solución, no siempre fácil de llevar  acabo, es tratar de ocultar tu dirección IP. Hay varias formas que puedes probar:
Espero que este artículo ayude a muchas personas a entender mejor como funcionan la direcciones IP y a dejar de pensar que en Internet somo anónimos.



 Juan Martos es experto en privacidad online y colabora con el portal www.direccionesip.com