Para los viajeros amantes del turismo rural, Badajoz nos ofrece una visita obligada a Mérida, ciudad de gran valor histórico y el Parque Natural de Cornalvo.

Por: Mario Uno

La ciudad de Mérida, en Badajoz, es de gran atractivo turístico por sus raíces romanas, en la época romana se proclamó como una de las ciudades más importantes y quedan innumerables restos arquitectónicos de su época de esplendor, primero destacaremos los puentes, el Puente sobre el Guadiana, Puente sobre el Albarregas y el Acueducto de los Milagros que se levanta sobre este puente, el Teatro con adornos y esculturas de gran valor y una capacidad de 5.500 espectadores, el Anfiteatro de forma elíptica, debajo del cual estaban las jaulas dónde encerraban a las fieras y el circo, fuera del recinto de murallas y con un aforo de 30.000 espectadores, el Templo de Diana, cuyos restos son grandiosos y despiertan la admiración de los visitantes, el Arco de Trajano, que cubre toda una calle y que debió ser puerta de acceso a un templo, la Basílica de Santa Eulalia.

Si buscamos naturaleza, a unos 10 kilómetros de Mérida, encontramos el Parque Natural de Cornalvo, dónde destacaremos la grandiosa Presa romana que abastecía de agua a la ciudad y que a día de hoy, se sigue utilizando.
La mejor época para visitarlo es primavera y otoño, momento en que las flores explotan y crean hermosos paisajes llenos de olores y colores. La visita se puede hacer andando, en bicicleta o en caballo, a gusto de cada uno, lo importante es que descubriremos un entorno único, lleno de rica vegetación y variedad de fauna. Un lugar privilegiado y especial para respirar naturaleza, un aire limpio sin contaminación y el paraje ideal para desconectar de las situaciones de estrés. Si elegimos alojarnos en casas rurales, cerca de este entorno, habremos elegido silencio, tranquilidad, paz, desconexión total.



Alojarnos en casas rurales en Badajoz, es una alternativa para huir de las ciudades grandes, del bullicio, de las prisas y centrarnos únicamente en ver pasar el tiempo sin prisas, disfrutando de cada momento en un enclave natural y con la comodidad de un alojamiento cuidado, cómodo y funcional.