Valle de Bravo, una Escapadita de la Ciudad

A tan sólo 156 km de la Ciudad de México, entre bosques y montañas, se asienta este lugar de descanso y diversión. Su principal atractivo es su enorme lago artificial, donde pueden practicarse esquí acuático, canotaje y pesca, entre otras actividades.
“Valle”, uno de los más importantes destinos turísticos de México, cuenta con un agradable clima fresco que combina de maravilla con sus majestuosos paisajes y sus pintorescos callejones.
La construcción más representativa del poblado, además de las casas de techo de teja roja que se alinean en las calles, es la iglesia de Santa María, donde se venera el Cristo Negro.
En el tianguis dominical se encuentran piezas artesanales de alfarería, cerámica, hierro forjado, madera, bordados y textiles.

En los alrededores de Valle, donde se ubican los saltos Velo de Novia y la Cascada de Avándaro, pueden practicarse actividades como montañismo, paseo a caballo y vuelo en parapente.
Los platillos típicos son la trucha arcoiris, el mole de guajolote, la tradicional barbacoa y el cerdo al vapor. Asimismo, a partir de frutas locales se elaboran ricas nieves, ates y licores.



Sin duda, visitar este destino mexicano será una experiencia inolvidable.