Breves reflexiones.
¿Qué tiene que ver Venezuela con nuestro país (El Salvador)?
Les recuerdo en primer lugar, nuestra condición de humanos; ello nos debe llevar a mostrar solidaridad con los pueblos del mundo; y por ende, condenar la violencia venga de donde venga.
Ahora bien, comprendo que muchos a lo mejor aplaudieron (dirigentes de izquierda) la destrucción de las Torres Gemelas, donde murieron centenares de personas, y por tanto, no mostrarán su repudio a las acciones violentas que emplea el actual gobierno en la hermana República venezolana contra los manifestantes de oposición; por motivos político ideológicos, definitivamente.
Por otra parte, recordemos que en la actualidad ALBA financia la campaña política del partido oficial (gobierno de turno); y la crítica situación que vive ese país, hará tambalear su política económica antiimperialista (contra Estados Unidos de Norteamérica) y expansionista. En mi entender el expansionismo de la ALBA está llegando a su final; pero aunque no llegue, es necesario ser prudentes.
Como ustedes recordarán el actual vicepresidente de la República y candidato presidencial del partido oficial, llamó a Venezuela “el faro de luz que ilumina América Latina”; no estoy contra el gobierno, mucho menos contra los hermanos venezolanos, si algo de ellos podemos imitar, pues hagámoslo. El punto es que el señor Sánchez Cerén, no empleo esa calificación porque admire a los venezolanos, lo hizo por un interés mezquino, basado principalmente en la ayuda económica que su partido recibe para hacerse campaña política electoral. Esos fondos económicos que usa en El Salvador y que provienen del gobierno venezolano, son los que definitivamente le llevaron a expresarse en los términos dichos. Su admiración se basa asimismo, en razones de carácter ideológico; sobre todo porque avala el origen antiimperialista (contra Estados Unidos de Norteamérica) de la ALBA.
Si se derrumba la ALBA, el partido oficial también se derrumbará, eso es innegable; un tanto similar, aunque en menor proporción a lo que ocurre en los países del mundo, cuando colapsa la economía norteamericana.
 
El pueblo salvadoreño ha escuchado a través de los medios de comunicación que en este país (El Salvador), la ALBA financia una serie de programas o al menos eso quieren hacernos creer, pues, como dije anteriormente, lo que le interesa al partido oficial y sus principales dirigentes es el beneficio económico que reciben de manera directa. Así oímos hablar de ALBA frijoles, ALBA azúcar, ALBA fertilizantes; en fin, lo que nos lleva a concluir, que de seguir así, se creará un monopolio comercial; y como ustedes saben, los monopolios han sido criticados por la izquierda.
 
Por lo expuesto anteriormente, debemos abrir nuestros ojos a la realidad; y tener claro, que la crisis venezolana pronto afectará no solo al partido farabundista y sus principales dirigentes, sino al pueblo salvadoreño en general.

Espero que no sea tomada mi opinión en forma peyorativa; sino que nada más como un reflexión en el contexto de la crisis que vive el hermano país venezolano; nación a la que envío un fraterno saludo y mi sincero deseo porque resuelvan sus diferencias a través del diálogo. Asimismo, hago un llamado a su gobierno, para que abandone política antiimperialista y su ideal expansionista; pues con ello afecta no solo a su pueblo, sino también a otros pueblos del mundo. 3/03/14
Lic. Jaime Noé Villalta Umaña
Prof. y Abg.