La utilización de bolsas de plástico está dejando paso a otro tipo de productos más ecológicos y amigos del medio ambiente. Las bolsas ecológicas o reutilizables, son uno de los productos cada vez más presente en el mercado  ayudando a minimizar la contaminación.

Por: Ana G.

 El cambio climático y el aumento de contaminación del medio ambiente son dos temas muy presentes en el día a día. Por ello es importante tratar de minimizar el impacto que nosotros mismos efectuamos sobre el medio ambiente.
Las fábricas de bolsas han tenido que adaptarse a esta nueva situación, dirigiendo su producción a productos más ecológicos, tratando de innovar, fabricando y comercializando bolsas que contaminen lo menos posible, utilizando nuevos componentes como, papel, tela, o “tejido sin tejer” – TST o TNT – que es un tejido que se consigue fusionando fibras 100% reciclables.
La utilización de productos ecológicos es hoy de los aspectos más importantes a considerar, para evitar o al menos minimizar la contaminación. Las bolsas ecológicas, por ejemplo, son un producto que se ha fabricado con el objetivo de cuidar el ecosistema, evitar la contaminación y además su proceso de fabricación es totalmente acorde a las leyes en materia ecológica.
Fueron diseñadas con el fin de reutilizar, reducir y reciclar la gran cantidad de bolsas de plástico que se tiran a diario y son un gran problema para la sostenibilidad del planeta, ya que pueden tardar siglos en degradarse completamente.
Podemos encontrar en el mercado bolsas reutilizables, ideales para alimentos. Este tipo de bolsas, en especial las bolsas de tela, son una excelente alternativa, ya que tienen la ventaja de ser lavables y poder ser utilizadas durante varias veces.
Las bolsas de papel pueden ser una buena solución al problema de la contaminación, el papel es fácilmente reciclable y reutilizable. Además este tipo de bolsas suelen tener un precio menor, pero no por ello son peores, pueden llegar a tener la misma fuerza que una bolsa de plástico.
La fabricación de bolsas biodegradables o ecológicas, son una gran oportunidad de negocios rentable, además del cuidado o preservación del medio ambiente que conlleva. Algunos de los productos con los que se fabrican este tipo de bolsas son polímeros de almidón (de patata, maíz, trigo…), que no contienen derivados del petróleo.
Estas bolsas destacan porque son reutilizables, reciclables y compostables (el material se convierte en compost y su descomposición, que dura entre 8 y 10 meses, no genera materiales tóxicos).
Los comercios y supermercados están eliminando progresivamente las bolsas de plástico de un solo uso, una buena noticia para la preservación de la Tierra. Son ya muchos los países del mundo que están llevando a cabo esta medida prohibiendo las bolsas de plástico no biodegradables.

 bolsas ecologicas