Los generadores de ozono de aire y/o agua atacan los problemas de una ventilación deficiente en habitáculos cerrados y húmedos, , donde proliferan mohos, hongos y demás agentes patógenos malolientes y perjudiciales para nuestra salud.

Por: Natalia Villa

 Los cuartos de baño son uno de los puntos de la casa más difíciles de mantener en perfecto estado de higiene. El fin al que están destinados, tanto en lo referente al wc como al baño o ducha, los convierte en lugares húmedos, donde olores molestos se concentran sin remedio. ¿Sin remedio? El ozono es una solución perfecta para convertir el aseo en un lugar agradable, fresco y oxigenado.

Los generadores de ozono de aire y/o agua atacan los problemas de una ventilación deficiente en habitáculos cerrados y húmedos, donde proliferan mohos, hongos y demás agentes patógenos malolientes y perjudiciales para nuestra salud.

El ozono nos ofrece una solución definitiva que ataca los problemas de raíz. Los purificadores de aire ionizan el ambiente de forma espontáneaconsiguen una eliminación de olores sin enmascararlos, respetando nuestra salud y el medio ambiente.

Además de resultar económicos y de fácil mantenimiento e instalación, los ozonizadores y purificadores de ozono son dispositivos discretos, diseñados especialmente para las necesidades de todo hogar, donde siempre ha de ahorrarse espacio y es importante su integración como parte de la decoración de la casa.

Son varios los generadores de ozono adecuados para erradicar los malos olores en el baño: existen aparatos de tamaño mini, equipados con temporizador y tan eficaces como otros dispositivos a la hora de actuar. Igualmente, se recomiendan generadores de ozono mural para eliminar olores y desinfectar el ambiente de la casa a la vez. En muy poco tiempo purifican el lugar donde están ubicados, su uso es muy sencillo, consumen poca electricidad y no necesitan mantenimiento.

En el baño también pueden acoplarse unos ozonizadores diseñados para adaptarse a cualquier ducha. Su uso está especialmente aconsejado para sacar partido del agua ozonizada en el cuidado personal. El ozono disuelto en agua es un auténtico tratamiento de belleza, terapéutico y de higiene. Además, nos garantiza la eliminación y prevención de hongos y mohos en la bañera o en el plato y paredes de la ducha gracias a su también tremendo poder fungidica.

Incluso podemos utilizar el mismo agua para realizar una limpieza profunda de todo el cuarto de baño prescindiendo de limpiadores químicos y de perfumes artificiales. Aparte de su función desodorizante, el ozono es uno de los más potentes desinfectantes que existen, y su acción es muy superior al cloro sin suponer una amenaza para nuestra salud.

El ozonizador para cepillos de dientes, un accesorio acoplable a un generador de ozono de aire para eliminar el olor de los zapatos o el discreto equipo adaptable al grifo son otros dispositivos idóneos para utilizar en el cuarto de baño.
Conoce más aplicaciones del ozono y equipos generadores de ozono.