¡Qué mejor manera de conocer México a través de sus pueblos! México es un país rico en naturaleza, gastronomía, cultura e historia. Ofrece un turismo tanto relajado como de ambiente para disfrutar en familia, amigos y en pareja.

Por: Karla López

El extenso territorio de la República Mexicana ofrece gran diversidad de rutas y lugares para disfrutar de playas, Pueblos Mágicos, ciudades coloniales y más.

Claro ejemplo de esto lo presume Colima, estado al centro-occidente del país que suma entre sus principales destinos a la ciudad de Colima; la hermosa playa del Pacífico, Manzanillo; el pintoresco Pueblo Mágico de Comala; Isla Navidad y otras atracciones.

La también llamada Ciudad de las Palmeras, resguarda construcciones y monumentos de cantera, calles perfectamente delineadas y plazas de notable apacibilidad. En conjunto, presume grandezas naturales, históricas y culturales, para colmar al visitante de opciones.

El festejo y las costumbres no faltan en Colima. En noviembre se lleva a cabo la Fiesta de Todos los Santos, celebración más importante del estado que reúne exposiciones ganaderas, culturales e industriales. Durante 15 días de júbilo, expresiones artísticas y culturales toman las calles y plazas de la ciudad logrando que propios y extraños gocen de este sitio.

Otra fiesta de gran importancia es la Feria del Pan, Ponche y Café, celebrada en el Pueblo Mágico de Comala, cuyas calles se visten de muestras gastronómicas entre música folclórica y tríos románticos.

Durante todo el año, más verbenas religiosas tienen lugar en Colima, celebrando principalmente a los patronos de otras localidades del estado.

Cualquiera que sea el motivo para visitar Colima, es un buen pretexto para disfrutar de los hermosos paisajes y vasto legado cultural que ofrece a todos los paseantes.


Sin duda, visitar este destino mexicano será una experiencia inolvidable.