La toma de decisiones siempre ha estado presente en nuestras vidas, es por ello de conocer algunas virtudes que nos pueden apoyar para mejorar las mismas.

Autor: Ricardo Guadarrama Espinoza
Maestría: Liderazgo Desarrollador
Curso Intensivo del Módulo Análisis y Toma de Decisiones
Empresa: Comisión Federal de Electricidad
Zona: Chapingo
Universidad: Universidad ICES

VIRTUDES EN EL ANALISIS Y TOMA DE DECISIONES

El ser humano constantemente se encuentra tomando decisiones en su vida, desde que amanece toma la decisión de levantare, seguir acostado o continuar dormido, tomar una taza de café o un vaso con leche, etc., así mismo le continúan una serie de decisiones ordinarias en el transcurso de su día, sin embargo también se le presentan decisiones extraordinarias, en las cuales tiene que poner mayor atención, analizar la situación y tomar una decisión, el decidir es un acto que permite alcanzar, realizarnos y planificarnos como seres humanos, sin lugar a dudas todos en algún momento dado hemos tenido que tomar una decisión que ha cambiado el rumbo de nuestra vida, como el estudiar una carrera, emplearnos en una organización, cambiar de residencia, casarnos con nuestra pareja, divorciarnos, etc., es por ello la importancia de conocer aspectos que nos permitan analizar mejor una situación antes de tomar una decisión.

En el ambiente laboral o empresarial la toma de decisiones siempre a tomado un papel fundamental, ya que continuamente se presentan situaciones en las que hay que tomar decisiones y que en base a la preparación con la que cuenten el personal de mando, podrá representar ventajas competitivas contra sus principales competidores, se dice que el mejoramiento de una organización depende del carácter de quienes la dirigen, ahora bien podemos decir que la decisión es el proceso humano que mediante la advertencia, distinción y descernimiento, se elige libre y valorativamente una determinación orientada a resolver lo deseado, es un acto mediante el cual se tiene por objeto ser mejores.

La toma de decisiones es un proceso a través del cual se identifica una necesidad de decisión, se establecen alternativas, se analizan y se elige una de ellas, se implementa la elegida, y se evalúan los resultados, este proceso se utiliza para tomar decisiones estratégicas o extraordinarias, importantes, y/o ordinarias; sin embargo, podemos utilizar el proceso de la toma de decisiones para cualquiera de ellas.

La toma de decisiones especialmente en los eventos extraordinarias hemos comentado que son pruebas de carácter, he identificamos al carácter como el cúmulo de cualidades y virtudes que marcan nuestras vidas, y que se van formando con la educación, reflexión y aquellas actividades que nos templan como personas, por lo anterior expuesto hablaremos de algunas virtudes o actividades que nos ayudaran a forjar nuestro carácter y que tendrá como consecuencia una mejor toma de decisiones.

Comencemos con la prudencia, la cual es la forma de actuar de forma justa, adecuada, con cautela, con previsión y reflexión, esta virtud nos enseñan a no apresurarnos a tomar decisiones inmediatas sin antes hacer una pausa y reflexionar ante aquellos eventos en los cuales haya que decidir.

Otra virtud importante y básica en la toma de decisiones es la humildad, la cual la definen como tener los pies en la tierra, esta virtud nos permite ver la realidad de las cosas tal como son, la correcta dimensión de las mismas, sin apasionamientos y sentimientos que nublen nuestra correcta toma de decisiones y nos permiten valorar recta y correctamente, así mismo nos permite ver de forma clara nuestra aptitudes e inteligencia y con ello identificar si somos rebasados por el evento, poder solicitar el apoyo o la ayuda de otras personas para la solución del mismo.

Hablemos ahora de la objetividad no podemos tomar decisiones sin tener la claridad de las cosas, tal y como son, por tal motivo al conocer la realidad de las cosas, podemos analizar y reflexionar mejor y con ello mejorar la toma de decisiones.

Por último hablaremos de la audacia la cual es una virtud que nos mueve a buscar caminos, senderos, rutas que se acerquen cada vez más a las alternativas buscadas, la audacia es la que nos motiva a conseguir, a buscar lo que necesitamos, para mejorar el proceso de la toma de decisiones.

Ahora bien hemos hablado de virtudes que nos ayudan a forjar nuestro carácter, para una mejor toma de decisiones, por otro lado comentaremos de una actitud negativa que perjudica invariablemente la toma de decisiones y que es la soberbia, que es un sentimiento de estar por encima de los demás, la soberbia distorsiona nuestra percepción de la realidad, al hacer esto lastima las virtudes y con esto el actuar ético y posteriormente el práctico, así mismo se deteriora la capacidad de decidir y reflexionar afectando nuestro proceso de decisión.

Conclusión

La toma de decisiones siempre ha estado presente en nuestras vidas, de forma ordinaria y extraordinaria en aspectos personales y organizacionales, ha representado y puede representar eventos importantes y trascendentales que han o puedan marcan nuestras vidas, es por ello la importancia de conocer aspectos que puedan auxiliarnos en mejorar nuestra toma de decisiones, consideramos que los eventos extraordinarias son pruebas de carácter, y que este es primordial en la toma de decisiones ya que sin este se carece de confianza y constancia, derivado de la importancia del carácter, analizamos algunas cualidades y virtudes que van forjando el carácter, para una mejor toma de decisión.

Las cualidades y virtudes que mencionamos y que consideramos básicas para una mejor toma de decisiones y que forjan el carácter son sin lugar a dudas la prudencia, la humildad, la objetividad y la audacia entre otras, concluimos que la soberbia es el principal enemigo en el proceso de una buena toma de decisión, por la anterior se concluye que el carácter es fundamental en el proceso de decisión y por ello es donde debemos poner mayor énfasis buscando forjarlo bajo estas virtudes, no existe una ecuación matemática que nos diga con exactitud el resultado de una decisión, más sin embargo si ponemos énfasis en estas virtudes sin lugar a duda se llegara a tomar la mejor decisión en el proceso en cuestión.