Ante la gran cantidad de servicios de hosting barato antes de alquilar o contratar los servicios de una empresa de alojamiento web deberíamos primero comprender qué se entiende por alojamiento y qué tipo de hosting existen.

Por: Lucas Escudero

Ante la gran cantidad de servicios de hosting barato antes de alquilar o contratar los servicios de una empresa de alojamiento web deberíamos primero comprender qué se entiende por alojamiento y qué tipo de hosting existen.

Al hablar de Hosting nos referimos a la posibilidad de contratar un espacio en el cual una persona alojará en un servidor su página o sitio web, para obtener de esta manera exposición en la red y permitir la realización de compras o contacto directo en beneficio de los usuarios.

El alojamiento web gratuito
Este es el más común y su principal ventaja es la ausencia de un pago mensual o anual pero con el inconveniente de que de igual manera puede o no tener un sinfín de sitios alojados por su calidad gratuita y la asistencia técnica de este tipo de servidores en la mayoría de los casos resulta ser casi inexistente.
Este tipo de hospedaje por lo general suele utilizar publicidad insertada en lugares prefijados de nuestro sitio y por tanto la página alojada resultará en parte afectada por esta perdiendo cierto grado de visibilidad.
La mayor desventaja, es que si una de ellas hace trabajar demasiado a la CPU, o consume mucha Ram o acapara gran parte del ancho de banda (la conexión a internet) por tener muchas visitas o por lo que sea, el resto de webs sufrirán esos efectos y funcionarán más lentas. Para evitar esto, cuando una web crece demasiado y consume mucho, la compañia que ofrece el hosting no tiene más remedio que invitarte a marcharte u ofrecerte un plan más potente, normalmente de pago.


Alojamiento Compartido
Estamos hablando de un ordenador (servidor) cuyo disco duro está dividido en distintas carpetas. Cada una de ellas tiene una determinada cantidad de espacio y cada una de esas carpetas está dedicada a una sola página web. Estos sitios se encontrarán compartiendo obviamente la CPU, las megas de Ram y la conexión a internet.
La ventaja de este tipo de alojamiento es que al compartir los recursos entre todas las webs alojadas en él, se traduce en mas barato. En los hosting compartidos el ordenador es más potente y tiene más Ram que en un hosting gratis pero el problema de consumo de RAM y uso de CPU sigue existiendo.

Alojamiento en Servidores Virtuales o VPS
Muy similar al anterior, pero tanto el disco duro como la memoria Ram están repartidos entre las webs alojadas en ese servidor. De esta manera los problemas anteriores se minimizan, y con un coste no demasiado alto, pues el gasto del servidor, etc, se reparte entre varias webs. Además, la cantidad de webs o de cuentas alojadas en un servidor virtual suele ser menor, para mejorar el rendimiento.

Web Hosting Dedicado
Este tipo de servicio nos otorga una mayor cantidad de almacenamiento permitida, el exclusividad del servidor y las aplicaciones que pueden ocuparse en él. Un servidor dedicado es ocupado sólo por aquellas personas que lo adquieren y, por tanto, las páginas o sitios no se verán limitadas en tamaño y diseño como también tendrán la capacidad de utilizar aplicaciones pesadas o no, dependiendo de las necesidades de nuestro sitio, pues no comparten el espacio con otros clientes.

Planes Reseller
Actúa en forma similar a un servidor virtual o dedicado donde puedes no solo crear todas las cuentas que quieras para alojar varias webs, sino que además puedes comercializarla a tus propios clientes. El servicio técnico en ese caso lo tendrás que dar tú, claro, por lo que requiere de ciertos conocimientos un poco mas avanzados.



Hosting Barato en HostingMIx la guia de hosting online